Mantenimiento de Snowboard

En cada giro que se realiza con la tabla se liman un poco los cantos y en cada bajada se elimina cera de la base. Multiplica esto por un día completo en la nieve y entenderás por qué las tablas de snowboard necesitan un mantenimiento frecuente. De nada nos serviría comprarnos una tabla de snowboard de la más alta calidad sino realizamos un mantenimiento frecuente.

Para que nuestra tabla nos ofrezca las mejores prestaciones posibles deberías realizar el mantenimiento frecuentemente. En nuestra opinión convendría realizar un afilado de cantos 1 ó 2 veces por temporada y un encerado de la base de la tabla cada 2 ó 3 veces que vayas a la montaña.

Estas operaciones puedes realizarlas por tu cuenta ahorrándote un buen dinero. Intentaremos explicarte cómo hacerlo. Eso sí, si decides realizar el mantenimiento de tu tabla de snowboard por ti mismo deberías, de vez en cuando, llevarla a una tienda de reparación especializada.

Afilar los cantos

Es la tarea de mantenimiento de nuestra tabla de snowboard más complicada de realizar.

El hecho de que los cantos estén o no convenientemente afilados puede ser la diferencia entre deslizarse inestablemente con serio peligro de caída, o bien deslizarse limpiamente incluso sobre placas de hielo.

Puedes llevar una o dos piedras de diamante en tu chaqueta de snowboard para poder retocar los cantos en el caso de que pases encima de una roca o si notas algo de inestabilidad en ellos. Especialmente cuando hagas snowboard en hielo.

Para realizar un óptimo afilado y raspado de los cantos se requiere presión y estabilidad. Por ello, hacerlo en un banco de trabajo te ahorrará tiempo y lo harás mejor. Sujeta la lima con firmeza. Lima el canto con un movimiento suave desde la punta de la tabla hasta la cola.

Se debe utilizar una lima con un paso de unos 16 dientes por cm o menos y el limado se hará desde fuera hacia dentro con pasadas largas y decididas. Los cantos de la base han de dejarse planos.

Para el afilado de los cantos laterales se debe utilizar un afilador de cantos con guía para que no queden desiguales. Se le suele dar una angulación de 90 grados, que es la que tienen regulada la mayor parte de afiladores de cantos. Otros tienen goniómetro para escoger el ángulo de afilado.

Para finalizar, se han de redondear ligeramente las esquinas con una goma de repasar cantos o una piedra fina de esmeril o cerámica.

Afilar adecuadamente los cantos de tu tabla de snowboard no es tarea fácil. A no ser que vayas a practicar snowboard en hielo, no necesitarás hacerlo más de una o dos veces por temporada. Por ello, te recomendamos que acudas a un establecimiento especializado.

Reparar la base de la tabla de snowboard. Ralladuras y Arañazos

Si antes te decíamos que, a nivel aficionado, el afilado de los cantos es una tarea que basta con realizar una o dos veces por temporada, ahora te decimos que la reparación y encerado de la base de la tabla conviene realizarlo cada 2 ó 3 salidas. ¿Por qué? Porque aumentarás la velocidad de la tabla y conseguirás un snowboard más "limpio" y suave. Es una pena gastarse un buen dinero en una tabla de snowboard y no disfrutar sus propiedades por falta de mantenimiento.

Antes de realizar el encerado de nuestra tabla de snowboard debemos preparar la suela para ello. Debemos rellenar los huecos de ralladuras y arañazos que presente la suela como resultado de pasar sobre piedras o ramas.

El proceso es muy similar al encerado. Primero debemos limpiar bien la suela de la tabla utilizando un disolvente especial. Para cubrir las ralladuras necesitamos un rascador de metal para snowboard, una barra de p-tex o de cófix y un mechero.

Prepara la base de la tabla con el rascador de metal. Después quema la barra de p-tex con el mechero y déjala gotear fuera de la tabla hasta que la llama de la barra sea azul. Después rellena los huecos y rayones de la tabla con él. Finalmente elimina el exceso de p-tex con la rasqueta de metal.

Nuestra tabla ya está preparada para un buen encerado.

Encerar la base de la tabla

La cera y la nieve se repelen, por lo que una buena capa de cera reducirá el rozamiento. Aumentarás la velocidad de tu tabla y conseguirás un snowboard más “limpio” y más suave. Una base encerada puede significar la diferencia entre tener que remar por una zona llana o rebasar a todos los “skaters” con una tabla poco encerada.

Cuando observes que la base de tu tabla parece reseca es que necesita cera desde hace bastante tiempo. Encérala frecuentemente.

Empezamos la explicación diciéndote que si la base de tu tabla tiene algún desperfecto como ralladuras o arañazos deberías repararla previamente (la reparación de la tabla te la explicamos en el paso anterior). Sino es así puedes continúa leyendo para conocer los detalles del encerado de tablas de snowboard.

Antes del encerado propiamente dicho, se debe hacer una buena limpieza de la suela de la tabla. Para ello utilizaremos un disolvente especial y un paño. Una vez hecho esto será el momento de encerar la tabla de snowboard.

Existen varios tipos de cera en el mercado según el uso que le vayas a dar a tu tabla, aunque lo más recomendable, a no ser que seas profesional, (y en ese caso no estarías leyendo este artículo), es utilizar una cera universal.

Utiliza una plancha vieja de hierro que tengas en casa aparcada para darle calor a la cera y que se vaya derritiendo gota a gota dejándola caer sobre la tabla. No es necesaria mucha cantidad de cera, aunque el sobrante lo vamos a quitar. Con el tiempo sabrás calcular cuánta cera utilizar.

Utiliza la plancha caliente para extender la cera con suavidad a lo largo de la superficie de la tabla. Hazlo desde la cola hasta la punta de la tabla. Ten cuidado en no darle excesivo calor para no dañar la estructura interna de la tabla (si ves que empieza a salir humo es que la plancha está muy caliente).

Una vez extendida la cera por toda la superficie de la tabla espera a que se seque. Una vez seca tienes que retirar el exceso de cera con una rasqueta hasta dejar una capa lisa y homogénea. A continuación repásala con un cepillo hasta que quede suave.

Como ves es muy sencillo y realmente merece la pena hacerlo con regularidad. Es una pena no aprovechar las características de tu tabla por un mal encerado. No la desaproveches.

La "alternativa" al encerado. La Magic Potion

La Magic Potion es una fórmula ecológica innovadora que reemplaza o complementa a las ceras tradicionales. La mayor ventaja de Magic Potion es que su modo de aplicación es rápido y extremamente fácil. Con un minuto es suficiente para preparar un par de esquís o una tabla de snowboard y se puede aplicar incluso en la estación de esquí.

Tiene unos altos resultados de deslizamiento y su gran resistencia al desgaste le permiten una eficacia de alrededor de 3 jornadas de uso, según el tipo de nieve.

Los componentes de Magic Potion son ecológicos y no tóxicos. A diferencia de las ceras tradicionales, el producto no se fragmenta al contacto con las nieves abrasivas y no deja ningún residuo nocivo sobre la montaña, al no contener ni parafina, ni flúor.

Es un buen complemento a la cera tradicional cuando no tienes tiempo o simplemente la pereza puede contigo. Pruébalo y te sorprenderá gratamente.

Sigue el link de la foto. Ahí podrás ver los detalles de su utilización.

magic potion