tienda online snow

tienda online snow

tienda online snow

Consejos de Snowboard. Cómo elegir mi primer equipo de snow.

En primer lugar, dejar claro que los consejos aquí expuestos son sólo eso, consejos, y no pretenden ser nada más. Hay que tener en cuenta que para elegir tu primer equipo de snow (si no tienes ningún tipo de noción o idea), tienes que dejarte asesorar por un buen profesional, el cual te dará su opinión, y te puedo asegurar que las opiniones son como los culos, cada uno tenemos el nuestro. Partiendo de esta premisa, vamos a intentar asesoraros.

¿Comprar una tabla o alquilarla?

El primer día, por supuesto, alquiler. No sabemos si nos gusta así que, no lo dudes. O eso o que te la deje un amigo.

Una vez que sepamos que nos gusta lo suficiente como para ir a la estación cada vez que nuestro bolsillo lo permita es cuando ya nos tenemos que plantear la posibilidad de comprar una tabla de snow.

Llegado a este punto, la decisión es una cuestión muy particular. Está claro que en principio mucho mejor tener tu propia tabla. Son varias las razones: siempre practicas con la misma máquina, tu tabla no va a estar tan usada como la de alquiler por lo que los cantos estarán en mejor estado, no has de esperar colas que pueden ser muy largas dependiendo de la estación a la que vayamos y la hora a la que lleguemos... Además, hoy en día hay tablas baratas de buena calidad, como las de la marca Factory (fabricante de tablas de la marca Burton o Santa Cruz), Black Dragon o Limited4You. Marcas desconocidas que intentan hacerse un hueco en el mercado con precios baratos.

Quiero comprar una tabla de snow ¿Cuál elijo?

A la hora de buscar nuestra primera tabla, son muchas las variables que podemos introducir en esta fórmula (rocker, nose, tail, flex, canto efectivo…), pero realmente debemos empezar por algo muy básico: ¿cuánto dinero me quiero gastar? Intentaremos darte algunos consejos para poder encontrar un equipo de iniciación más que decente sin pasarnos en el presupuesto, es decir, accesible a cualquier tipo de bolsillo.

¿Tablas freeride o freestyle? ¿Para park?... ¡Mejor una tabla polivalente!

Es importante saber que, dependiendo de para qué vayamos a utilizar la tabla, tendremos que elegir entre un tipo u otro de construcción. Esto es cierto, pero no del todo, ya que cuando nos iniciamos, aún no sabemos cuál va a ser nuestra disciplina de snowboard favorita. Sí, vale, seguro que te apetece dar unos saltos espectaculares en el snowpark... pero, hazme caso, primero hay que aprender a dominar la tabla por completo y, para eso, hace falta tiempo. Por eso mismo no sería buena idea escoger una tabla pura de freestyle o de cualquier otra de las técnicas de snowboard presentes en este excitante deporte. Por ese motivo, la mejor elección inteligente sería la de una tabla all mountain polivalente de gama media, que podría ser en construcción cap o sandwich, evitando siempre para iniciarse tablas excesivamente duras o rígidas.

Sin duda la elección de una tabla barata pero resistente y duradera (que no rígida ni dura) parece la elección más inteligente hasta que no sepamos exactamente qué es lo que más nos gusta y qué es lo que queremos.

La palabra clave sería "all mountain". Recuerda lo que explicábamos en nuestra sección de tablas de snowboard, que hay quien cataloga las tablas all mountain como freestyle y quien lo hace como freeride. Lo importante es que te quedes con que necesitas una tabla all mountain = polivalente.

Una buena opción es comprar una tabla de snow de otra temporada en una outlet de snowboard. En estos lugares se pueden encontrar tablas muy interesantes a muy buen precio.

tabla snow

Medida de la tabla de snow

El siguiente paso a la hora de la elección de tu primera tabla de snow es saber cuál es la medida que necesitas. Habrás escuchado por ahí que la tabla tiene que llegarte por la barbilla, pero eso no es del todo cierto. Esa expresión es lo que algunos consideran una leyenda urbana. Hay un ejemplo muy claro para desmantelar esa teoría: si tenemos dos riders de la misma altura, por ejemplo 1,80 metros, y el primero pesa 60 kg y el segundo 95 kg, ¿llevarán los dos la misma medida de tabla? Naturalmente la respuesta es no, pues la diferencia de peso va hacer variar considerablemente la flotabilidad en la nieve de la tabla y el rider. Es decir, a la hora de elegir la tabla tenéis que asesoraros con un buen profesional al que le tenéis que dar la información necesaria para que él os pueda dar la mejor respuesta posible. En esa información, como mínimo debemos incluir altura y peso y aunque no existe una tabla exacta de combinación entre pesos y alturas para la elección de la tabla, ya que es más complicado que eso, sí que es cierto que es un primer paso.

Otro punto importante para la elección de la primera tabla de snow es la medida de nuestro pie. Dependiendo de nuestro número de pie debemos buscar un tipo de tabla u otro, ya que se debe evitar que tanto la puntera como el talón sobresalgan excesivamente de la tabla. La medida viene dada en el waist de la tabla (el waist es la zona central de la tabla y lo mediremos de canto a canto). Fundamentalmente hay tres tipos de tablas basándonos en la anchura del patín: estrechas, normales y wide o bigfoot. A nivel orientativo, podríamos decir que si tu pie no sobrepasa el 42, deberías elegir un patín o waist de hasta 25 cm; con un pie de entre 42 y 44, un waist de 25-26 cm; con más de 44 un waist de más de 26 cm. Si estás en este último caso, es necesario el asesoramiento personalizado de un profesional, ya que dependiendo del nº exacto de pie necesitaremos un waist 26, de 26,5, de 27…, esto es muy importante, pues una buena o mala elección en la anchura del patín va a ser determinante en nuestra evolución en este deporte.

Una tabla que no tuviese el ancho adecuado para nuesto pie podría ser utilizada con un alza elevador de fijaciones. Desde luego no sería la mejor opción pero, en caso de no querer desprendernos de una tabla demasiado estrecha o si nos encaprichamos por un modelo concreto es una buena solución.

Los elevadores de fijaciones son la mejor solución para riders que tienen alguna asimetría en la longitud de sus piernas.

Fijaciones de snow

Con esto, creo que tenemos las nociones suficientes como para saber qué es lo que tenemos que buscar. Ahora vamos a prestar atención a otro elemento fundamental en la elección de nuestro primer equipo: las fijaciones de snow.

Las fijaciones las podemos encontrar en el mercado de tres tipos diferentes: blandas, duras y de step-in. Pues bien, como estamos hablando de iniciación y como dejamos claro anteriormente que lo que buscamos es algo polivalente, nos vamos a olvidar de las duras y las de step-in, y nos vamos a concentrar en las fijaciones blandas, ya que son las más habituales en las tiendas por su utilización estándar tanto en Freestyle como en freeride. Este tipo de fijación es aquella que consta básicamente de dos correas, una para la zona alta de los dedos y otra que sujeta el empeine. Están formadas por varias partes: la armadura es la zona que está en contacto directo con la tabla y es la parte que da soporte al pie, y la que se atornilla a la tabla por los inserts. Después tenemos el spoiler, también llamado highback , que es la zona alta y normalmente acolchada en la que apoyamos la parte trasera de la pierna. Por último las correas, que como os podéis imaginar su función es asegurar el agarre de la bota a la fijación. Esta pequeña introducción es simplemente para que tengáis una noción básica del tipo de fijación que estáis buscando. En gamas medias encontramos en el mercado gran variedad de modelos que, siendo sinceros, son prácticamente iguales en su construcción, y su diferencia de precio viene dada por la propia marca, repito en gamas medias. Lo más importante para iniciarse es buscar una fijación con durabilidad, es decir, resistente, y que tenga una buena relación calidad-precio.

fijaciones de snowboard

Botas de snow

Al igual que con las fijaciones, nos vamos a encontrar los mismos tipos de botas de snow: blandas, duras y de step-in y, al igual que en las fijaciones, nos vamos a centrar en las blandas. Básicamente las podemos encontrar con calcetín interior o sin él, las llamadas rental. En las botas blandas lo que tenemos que buscar es algo que agarre bien el tobillo sin llegar a molestar. Naturalmente, ten en cuenta que estas botas se van a ir adaptando poco a poco a tu pie hasta que sean una parte más de ti. Es fundamental que estas botas te proporcionen un buen agarre, pues eso es lo que va a determinar tu dominio de la tabla: si te aprietan, esa incomodidad será determinante en la fluidez de tus movimientos, y si te quedan flojas, no serás capaz de mantener un dominio claro sobre la tabla, por eso al igual que en la elección de la tabla, déjate asesorar y harás un mejor snow.

Con estas pequeñas nociones puedes empezar a buscar tu primera tabla, y si aún así no lo tienes claro, déjate asesorar por un profesional, seguramente él sepa mejor que tú lo que necesitas.

botas snow